¿Es posible el activismo a través de la moda? ¡Claro que sí!

fashion-revolution-day

Este blog nació con la intención de ir contando los proyectos con los que voy trabajando, y ahora me doy cuenta que hace demasiado tiempo que no escribo nada. Pero como podéis imaginar, esto no quiere decir que haya estado parada todo este tiempo, ¡muy al contrario!

He estado trabajando con proyectos de comunicación y fundraising muy interesantes. Y hoy os quiero hablar de uno que me ha tenido (y me tiene) muy animada, tanto a nivel profesional como vital. 

Todo empieza sincerándome ante una realidad que me acompaña desde pequeña: y es que a mí, desde que tengo uso de razón, me gusta la moda, la estética y el diseño. Pero debido a mis prejuicios, siempre he pensado que mi sensibilidad y vinculación al ámbito social no eran compatibles con un mundo que en mi opinión era totalmente frívolo y superficial. 

Supongo que precisamente para conjugar estos dos elementos, he terminado especializándose en ayudar a las entidades sociales y medioambientales a mejorar su comunicación e imagen para hacerlas más atractivas ante los ojos de la sociedad ( los que habéis trabajado conmigo sabéis de lo qué os hablo). Este trabajo lo hago desde hace más de 10 años, me encanta, me apasiona y que espero poder hacer toda la vida. 

Y es justamente mi fuerte vinculación al tercer sector lo que me ha llevado, de una manera muy natural, a descubrir que he estado equivocada toda la vida, y que la estética y el diseño (y concretamente el diseño de moda) tienen mucho que ver con el medio ambiente y las personas. El problema es que por culpa de visiones como la mía (vinculando la moda a algo frívolo), hemos dejado que estos mundos se alejen… con las consecuencias que esto ha provocado (explotación laboral, maltrato al planeta y las personas, etc .)

Afortunadamente, hay personas y entidades que han estado más atentas que yo y que desde hace muchos años trabajan para hacer que la moda, sin abandonar su vertiente más estética, sea también algo ético y sostenible. Un buen ejemplo es la campaña Ropa Limpia impulsada por Setem (orientada a denunciar situaciones de explotación laboral y vulneración de los derechos humanos en el sector textil) o Greenpeace con Detox (campaña que pone el punto de mira en las barbaridades que la industria de la moda está provocando en la salud humana y la del planeta).

campanya detox greenpeace

Otro ejemplo, esta vez desde el mundo empresarial, son las decenas (o me atrevería a decir centenares) de diseñadores de moda que han decidido elegir un camino, por ahora alternativo en esta industria, y dedicarse a la moda ética y sostenible, trabajando con tejidos orgánicos, procesos sostenibles y asegurando que todas las personas que intervienen en su cadena de producción son tratadas con profesionalidad y dignidad.

Al darme cuenta de esta realidad, empecé a buscar información para aprender más sobre el tema, conocer qué marcas existían, saber qué había que tener en cuenta a la hora de comprar una prenda que fuese ética y medioambientalmente sostenible, etc. Para obligar a hacer esta investigación, hace un año decidí poner en marcha soGOODsoCUTE, un blog de moda ética y sostenible que nació como un espacio para formarme y que ha acabado convirtiéndose en un proyecto 360º en el que hablo de moda ética y sostenible simulando los blogs de moda convencional pero que a la vez me sirve como plataforma para poder poner mis conocimientos de comunicación y marketing en el ámbito social al servicio de iniciativas relacionadas con la moda, la cosmética y el diseño.

sogoodsocute blog moda etica moda sostenible

Algunos ejemplos del hecho a lo largo de este año ha sido la creación de la Asociación de Moda Sostenible Barcelona, ​​una entidad que tiene como objetivo sensibilizar en torno a la moda ética y sostenible y promocionar sus valores; la coordinación de la comunicación de la la 1 ª Pasarela de Moda Sostenible de Barcelona que, enmarcada dentro de un evento mundial llamado Fashion Revolution Day  sirvió para rendir homenaje a los más de 1.300 trabajadores del textil muertos en Bangladesh en 2013 debido a las malas prácticas laborales de multinacionales vinculadas a la llamada moda fastfashion; el acompañamiento en la comunicación y el marketing de proyectos empresariales de moda sostenible, e incluso la colaboración como periodista en medios especializados en el sector. En el apartado “proyectos” de soGOODsoCUTE encontrará más información.

Así que, si como a mí, os interesa la sostenibilidad y la ética, pero no queréis renunciar a vestir y vivir con estilo, os animo a darle un vistazo a soGOODsoCUTE,, un blog que enseña cosas bonitas por fuera pero también por dentro.

Y este próximo “curso” espero poder seguir haciendo lo que más me gusta: participar en proyectos sociales y medioambientales que persiguen hacer de este mundo un lugar mejor.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>